El Palacio Echeverry en Bogotá

En la capital de Colombia, Bogotá, encontramos una gran variedad de edificios históricos que combinan elementos de la época colonial y los distintos movimientos arquitectónicos y artísticos que han sido utilizados para dar vida a esta hermosa ciudad.

Los palacios son, en América Latina, una de las formas de construcción más lujosas y ostentosas, y en ese sentido llegan a compartir funciones sociales y de ‘status’ que pueden compararse con los castillos medievales europeos.

Las casas de la época colonial, hoy en su mayoría transformadas en museos y edificios de administración pública, dan cuenta del pasado de la capital y de un momento histórico determinado que podemos revivir solo con pasear un rato por los alrededores y el casco histórico de Bogotá.

Hoy puntualmente hablaremos sobre el Palacio Echeverry, que hoy alberga al Ministerio de Educación de Colombia. Está cerca de otro hermoso edificio, el Palacio Nariño, y toma elementos de las construcciones clásicas de la época colonial.

El encargado del proyecto fue un arquitecto francés llamado Gaston Lelarge y es el mismo que trabajo en edificios de renombre en Bogotá como el Capitolio y el edificio Liévano.

La estructura está repleta de columnas, zonas vidriadas, elegantes escalinatas y salas muy amplias. En realidad, el complejo estaba compuesto por cuatro casas, una para cada uno de los hijos de Gabriel Echeverry. El terreno utilizado había pertenecido al Convento de Santa Clara, y esta importante figura de la vida política y social de Colombia lo eligió para erigir las casas de sus hijos.


La simetría forma parte de la estructura, con tres pisos y dos casas externas, idénticas, con cúpulas en las esquinas, y dos casas en el centro con mansarda.

Mas info en:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Calderas de gasificación de carbón y leña

El Parque Al-Azhar

En que consiste una visita al dentista